Súbete a una bicicleta o ponte un par de deportivas y vive una aventura en el atemporal Japón.

Se cree que el camino de Nakasendo se creó en el período Edo (1603-1868) y sirvió como una carretera vital que unía Edo (ahora Tokio) con Kioto. Su nombre significa "sendero de la montaña central", ya que cruza muchas regiones montañosas del centro de Japón.

Nakasendo era la más larga de las cinco principales carreteras históricas de Japón, con aproximadamente 534 kilómetros (332 millas). Esto condujo a la creación de ciudades de tránsito ubicadas a lo largo de la carretera, que servían como áreas de descanso, con posadas donde los viajeros podían pasar la noche durante su viaje.

Había un total de 69 ciudades de tránsito a lo largo de la carretera de Nakasendo, y como la carretera cruzaba la parte sur de Gifu de este a oeste, 17 de ellas estaban en Gifu y todavía se pueden visitar hoy.
Visitar estas ciudades de tránsito, denominadas con el sufijo -juku o -shuku, e dará a uno la sensación de retroceder en el tiempo, al Japón antiguo, ya que muchas de ellas aún tienen la atmósfera del período Edo. Caminar por los senderos de adoquines entre las estrechas estructuras de madera que te flanquean por ambos lados es una experiencia única de Nakasendo.

Sin embargo, estas ciudades de tránsito representan solo la mitad de las atracciones que ofrece el Nakasendo: ir de ciudad en ciudad, tal como lo hicieron los viajeros en el pasado, es una aventura invaluable en sí misma. Explorar lo que queda de las calles adoquinadas, que todavía se encuentran en muchos tramos del Nakasendo en Gifu, te hará pasar por bosques y valles, por cascadas y lugares históricos, junto a arrozales y otros paisajes pintorescos.

¿A qué esperas? ¡Súbete a una bicicleta o ponte un par de zapatillas para caminar y vive el Nakasendo!

  • Naturaleza y actividades
  • Primavera
  • Verano
  • Otoño
  • Invierno

Información Básica

Página Web Visit Website