Ponte en marcha o solo relájate en la naturaleza de Gifu

Senderismo o esquí en los Alpes Japoneses. Rafting en las exuberantes gargantas de Hida-Osaka. Ciclismo por los campos de cultivo de Hida-Furukawa. El entorno natural de Gifu es tan variado como las actividades que puedes disfrutar en él. Escalada, senderismo, natación, ciclismo: todo es posible y además, viene con aire fresco y puro.

No necesariamente tienes que hacer ejercicio para disfrutar del aire libre de Gifu. También puedes subirte a un teleférico sobre un mar de nubes o bañarte al aire libre en aguas termales ricas en minerales y relajar tus músculos mientras admiras los cambiantes colores estacionales: los rosados cerezos en flor de la primavera, el follaje verde del verano, los tonos otoñales y la espesa alfombra blanca del invierno. Largamente atesorado y protegido por la gente de Gifu, el área rural del campo aquí es un destino para todas las estaciones y para cualquier persona.

Tour en bicicleta de Satoyama

Satoyama Cycling Tour
Tour en bicicleta de Satoyama

Algunas palabras japonesas son difíciles de traducir. Satoyama es una de ellas, y el término tradicionalmente se refiere al área que se superpone el pie de las montañas con las tierras de cultivo. En un país tan montañoso como Japón, puedes traducirlo como rural. Gifu es muy rural y es el lugar perfecto para un paseo en bicicleta, no solo para quemar calorías, sino para hacerse una idea de cómo es la vida de las personas que llaman a Satoyama su hogar y de cómo viven en armonía con la naturaleza que les rodea.

Para centrarnos en una pequeña parte del satoyama de Gifu, la pequeña ciudad de Hida-Furukawa cuenta con guías multilingües que acompañan a los viajeros durante todo el año en recorridos en bicicleta por el campo y paseos gastronómicos y culturales por el centro de la ciudad. En el camino, se detienen para charlar con los lugareños con los que se encuentran y prestan atención a los pequeños detalles que definen la vida rural en Gifu: las frutas y verduras colgadas fuera para secarse en invierno, las pequeñas ranas verdes saltando alrededor de los arrozales veraniegos, la recolecta del arroz en otoño, y durante todo el año, los grupos de niños que regresan a casa solos desde la escuela sin supervisión, pero de forma segura. Es un atisbo de la vida tal y como es, no una atracción creada para los turistas. Eso es Gifu.

Las cascadas de Hida-Osaka

The Waterfalls of Hida-Osaka
Las cascadas de Hida-Osaka

Hace más de 50.000 años, una erupción en el Monte Ontake transformó el paisaje de lo que ahora es la ciudad de Hida-Osaka, creando más de 200 cascadas en las espectaculares gargantas de la zona. Ninguna otra ciudad en Japón tiene tantas cascadas, lo que hace de Hida-Osaka uno de los lugares naturales más bellos de Gifu.

Para explorar las cascadas hay más de una docena de senderos de fácil acceso y adecuados para todos los niveles de preparación física. Conducen a maravillosos paisajes naturales como las cascadas de Karatanidaki, donde el agua hace eco como un tambor taiko, y las cercanas cascadas de Akaganetoyo, donde la cacofonía es sustituida por una silenciosa calma. Ninguna cascada es igual a otra, y la atmósfera cambia según la temporada.

En primavera, los caminos están enfatizados con flores de cerezo y duraznos, mientras que el otoño ofrece un follaje amarillo y rojo. En verano, cuando el refrescante aire alrededor de las cascadas brinda un respiro del calor y de la humedad, puedes probar a hacer rafting por los ríos del lugar. En invierno, puedes caminar con raquetas hacia las cascadas congeladas. Durante todo el año, siempre hay algo espectacular para todos.

Bañarse en las aguas termales de Gifu

Gifu’s Natural Hot Springs
Aguas termales de Gifu

El onsen es el culmen de la relajación de la tradición japonesa. Gracias a los altos niveles de actividad geotérmica, Japón tiene alrededor de 3.000 onsen (fuentes termales) en todo el país, en ellas, brotan sus aguas ricas en minerales de alrededor de 25.000 fuentes naturales.

Cualquier ciudad cuyo nombre incluya la palabra onsen tendrá fuentes termales. En Gifu hay muchas, cada una con posadas tradicionales, llamadas ryokan, donde los huéspedes no solo disfrutan de los baños termales, sino que también pueden alojarse en habitaciones con el suelo tradicional japonés de tatami y disfrutar de cenas de varios platos ricos en sabores regionales y de temporada.

Por nombrar algunos de estos lugares, en los Alpes Japoneses están las aldeas termales de Okuhida, que colectivamente albergan la mayor cantidad de baños al aire libre en Japón. Están las aguas termales a lo largo del río Nagaragawa, a la sombra del castillo de Gifu. En las aguas termales de Gero, ubicadas entre Gifu y Takayama en la línea JR Takayama e históricamente consideradas como una de las “tres mejores aguas termales” en Japón, hay innumerables aguas termales tanto en los ryokan, como baños públicos al aire libre, e incluso ashi-yu (baños para pies) esparcidos por el centro de la ciudad. Al agua aquí se le llama “fuentes de la belleza” por el efecto suavizante que tiene en la piel.

El calor vigoroso de un baño de pies es tan bueno como cualquier masaje. Pero rodeado de la naturaleza de Gifu, realmente no hay nada que se le pueda comparar a un baño en un rotenburo (baño al aire libre), dejando que el agua tibia alivie el cansancio mientras admiras el paisaje: la terapia y las vistas que brinda la madre naturaleza.

En las laderas de Gifu

Snow Activity
Actividad en la nieve

Esquí, snowboard o senderismo, Gifu tiene multitud de opciones para los entusiastas de los deportes de invierno. En las montañas Takasu, que están a solo 30 minutos en coche de los paisajes urbanos tradicionales de Gujo Hachiman o a dos horas del aeropuerto Nagoya Centrair, Gifu tiene el complejo de esquí más grande del centro de Japón. Es una extensa área compuesta por seis estaciones individuales, cada una con una mezcla de pendientes para usuarios de varios niveles de habilidad, desde snowboarders expertos hasta esquiadores principiantes de cualquier edad.

La temporada aquí es larga, desde finales de noviembre hasta principios de mayo la mayoría de los años, y lejos de las laderas hay numerosos baños termales naturales con los que refrescarse de los esfuerzos del día y absorber la cultura tradicional japonesa de las aguas termales.

No es que las actividades de invierno en Gifu se limiten a los resorts. En Hida-Osaka, puedes participar en recorridos con raquetas de nieve a cascadas congeladas desde enero hasta principios de marzo, mientras que los excursionistas expertos pueden tomar el teleférico Shinhotaka hasta los Alpes Japoneses para abordar desafiantes senderos de invierno rodeados de picos de 3.000 metros. Desde finales de diciembre hasta mediados de marzo, cualquiera puede aventurarse en excursiones con raquetas de nieve desde el centro de visitantes Shinhotaka a través de la meseta de Nabedaira Kogen. Excursionista o no, la ruta del teleférico para ver el panorama de invierno es imprescindible.

Vistas y aventuras en los Alpes Japoneses

Japan’s Northern Alps
Los Alpes Japoneses

Cuando el teleférico de Shinhotaka atraviesa las nubes de invierno, no hay vista más hermosa en todo Japón. Un esponjoso mar blanco cortado en todas direcciones por los picos irregulares de las montañas: estos son los Alpes Japoneses.

La escena está en marcado contraste con la plana mitad sur de la prefectura de Gifu. Aquí arriba, donde muchas de las montañas superan la barrera de los 3.000 metros, estás profundamente inmerso en la naturaleza. Aquí es fácil ver un serau japonés, una perdiz nival o un macaco japonés… tal vez incluso un oso. Puedes explorar senderos donde los únicos pasos son los tuyos. Encontrarás la tranquilidad.

Durante todo el año, hay algo para todos los gustos en estas montañas, desde paseos con raquetas de nieve, esquí y snowboard en invierno, hasta excursionismo y escalada para todos los niveles en verano.

En lo referente a las vistas, también son impresionantes durante todo el año. En otoño las cordilleras brillan con follaje amarillo y rojo. Incluso en julio, cuando la temperatura bien arriba en los Alpes Japoneses apenas alcanza los 20 grados, aún verás una pizca de blanco en los picos más altos, mientras que debajo es una masa de verdes laderas y gargantas.